BLOG

Divorcios con hipoteca | Help Familia

Divorcios con hipoteca. ¿Quién paga el piso?

30/11/2023

Un proceso de divorcio siempre pasa factura a los implicados. La gestión emocional es complicada porque se abandona un modo de vida que se creía para toda la vida. La situación sentimental cambia y requiere de un proceso de adaptación que lleva su tiempo. Por otro lado, las rupturas suelen tener una vertiente económica de impacto considerable. La vivienda familiar suele suponer una carga y los divorcios con hipoteca son cada vez más habituales.

Muchas parejas inician su vida en común en una vivienda comprada por ellos mismos. En la mayoría de los casos es necesaria la solicitud de una hipoteca que se paga a lo largo de los años. Pero, ¿qué ocurre cuando la pareja pone fin al matrimonio y la hipoteca sigue vigente? ¿Quién tiene que pagar las cuotas? ¿Y qué ocurre con la hipoteca cuando el matrimonio tiene hijos?

En Help Familia disponemos de un equipo de abogados expertos en derecho de familia. Nuestros profesionales pueden asesorar a la pareja en el proceso de divorcio y aclarar todas las dudas respecto al pago de la hipoteca. Los divorcios con hipoteca tienen particularidades que afectan al régimen económico matrimonial y el asesoramiento de un abogado es fundamental.

Para empezar, desde Help Familia queremos aclarar conceptos con este artículo. Te ofrecemos una visión general de qué ocurre con los divorcios con hipoteca. Al mismo tiempo te recomendamos que contactes con nosotros para que nos ocupemos de tu caso. Empezamos.

¿Quién paga en los divorcios con hipoteca?

La primera respuesta es clara y concisa, el banco siempre reclamara el abono de las cuotas a los firmantes del contrato de hipoteca. Se trata de un cuerdo privado entre la entidad bancaria y los prestatarios independientemente de su régimen económico como matrimonio.

Lo más habitual es que los solicitantes de la hipoteca sean los 2 cónyuges y, por tanto, sean ambos los que deban pagar al 50% la cuota. Eso sí, el uso y disfrute de la vivienda recaerá en uno de los 2 o incluso en los hijos, si es que los hay.

Divorcios con hipoteca. Amistoso y contencioso

Desde Help Familia siempre recomendamos que el proceso de disolución del matrimonio se lleve a través de un divorcio amistoso. La razón principal es que todo el trámite es mucho más sencillo para los implicados. El abogado de familia se ocupa de redactar un convenio regulador donde se reflejan todos los acuerdos alcanzados por la expareja. Además, no se celebra juicio y es un proceso más barato.

Pues bien, en el caso de un divorcio amistoso con hipoteca, se acuerda entre los implicados quién se queda con la casa y también cómo se salda la deuda. Desde luego, lo más habitual es hacerlo al 50%.

En el caso de un divorcio contencioso será el juez quién decida quién disfruta del uso de la vivienda. Normalmente suele ser el cónyuge que ha obtenido la custodia de los hijos, si los hay.

Divorcios con distintos regímenes económicos matrimoniales

El uso de la vivienda y el modo en el que se abonan las cuotas de la hipoteca por los prestatarios puede variar en función del régimen económico de su matrimonio. Veamos los distintos casos.

Bienes gananciales

Tal como dice el artículo 134 del Código Civil, mediante la sociedad de gananciales se hacen comunes para los cónyuges las ganancias o beneficios obtenidos indistintamente por cualquiera de ellos, que les serán atribuidos por mitad al disolverse aquella.

El resultado es que la vivienda hipotecada ha sido comprada al 50 % y el pago de la hipoteca debe ser abonada también al 50%. Todo ello independientemente de quién se quede con el uso y disfrute de la casa.

Separación de bienes

Con este régimen económico, cada miembro de la pareja conserva la propiedad y administración de sus bienes adquiridos antes y durante el matrimonio.

Dentro de este régimen se pueden dar 3 situaciones diferentes.

  • Compra e hipoteca realizada por ambos cónyuges. La propiedad es al 50% y por tanto el pago de la hipoteca también es al 50%. Es indiferente quién conserva el uso y disfrute de la vivienda.
  • Compra e hipoteca realizada por 1 solo de los cónyuges. En este caso, la propiedad y el pago de la hipoteca recaen al 100% sobre ese único miembro.
  • Compra realizada por 1 e hipoteca solicitada por los 2. En el último caso, la propiedad de la vivienda es del miembro que hizo la compra pero el pago de la hipoteca recae sobre los 2 al 50%.

¿Qué ocurre en los divorcios con hipoteca y con hijos?

En la mayoría de estos casos el miembro de la pareja que consigue la custodia de los hijos también se hace con el derecho de habitar la vivienda familiar. Sin embargo, a la hora de pagar la hipoteca el abono se hace al 50% por los dos.

Soluciones para la vivienda familiar

Desde Help Familia volvemos a insistir en la conveniencia de alcanzar un divorcio amistoso. En esas conversaciones también se puede abordar alguna de las posibles soluciones sobre qué hacer con la vivienda familiar hipotecada. Las más habituales son las siguientes.

  • Vender la vivienda. Con el dinero obtenido tras la venta se cancela la hipoteca. En el caso de que sobre alguna cantidad, lo ideal es repartirla a partes iguales entre los dos excónyuges.
  • Comprar una parte. La segunda posibilidad es que uno de los miembros de la pareja compre al otro su parte. Así, el comprador pasa a ser propietario y único. El problema es que la venta genera gastos notariales considerables.
  • Finalizar el condominio. Esta posibilidad está recogida en los artículos del 400 al 406 del Código Civil. Uno de los miembros de la pareja cede su parte al otro y se desvincula de la propiedad de la vivienda y también de la deuda. No genera gastos y tiene menor carga fiscal. En este caso el banco puede acordar con los prestatarios una novación hipotecaria y eliminar del contrato de hipoteca al que cede su parte. Eso sí, las entidades pueden poner alguna traba o exigir la presentación de avales por parte del miembro de la pareja que queda como único propietario y dueño de la deuda.

Si tienes dudas sobre los divorcios con hipoteca, contacta con Help Familia

A grandes rasgos, esta es toda la información sobre los divorcios con hipoteca. Sin embargo, desde Help Familia te recomendamos que contactes con nosotros para poder ofrecerte una solución a tu medida.

Nuestros abogados son expertos en derecho de familia, dominan el trato con la administración y conocen toda la legislación al respecto. Te ofrecerán un trato cercano y utilizarán un lenguaje mucho más comprensible que el de la administración de justicia.

Nuestras oficinas están en el centro de la ciudad de Lleida, en la Rambla de Ferran, 45. Estamos muy cerca de la estación de Renfe y trabajamos en Lleida capital y toda su provincia.